Ciudad Real Aeropuertos abre su fase de liquidación

10.10.12 |


La gestora del aeropuerto de Ciudad Real fue declarada en concurso hace dos años, con una masa pasiva de casi 320 M€


El concurso de acreedores de la compañía CR Aeropuertos, promotora y explotadora del aeropuerto de Ciudad Real, está dando sus últimos pasos y, así, este mismo mes de octubre daba comienzo su proceso de liquidación,algo más de dos años después de su declaración en situación concursal. Prácticamente sin actividad desde abril pasado, las últimas novedades del proceso habían tenido lugar ese mismo mes con la ejecución de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por un periodo de un año para la totalidad de la plantilla, unos 70 trabajadores, y la declaración como deuda subordinada de los créditos mantenidos con Caja Castilla La Mancha (ahora Banco CCM), no teniendo, por tanto, prioridad para el cobro.
Ya en los últimos meses de 2010, la administración concursal consideraba como principales factores que habrían originado la insolvencia de CR Aeropuertos la inadecuada dimensión del aeropuerto; la falta de planificación financiera, ya que el capital social parecía insuficiente para la dimensión económica del negocio, mientras que la deuda financiera debería haberse concertado a largo o muy largo plazo, y lo fue a corto; el retraso en la entrada en funcionamiento, que se produjo en 2008, siete años después de su creación; la falta de ingresos y de ventas, y, por último, la situación de pérdidas significativas y fondos propios negativos desde el cierre del ejercicio 2007.
Esta compañía, de acuerdo a los datos del 'Informe Concursal', de octubre de 2010, era instada a concurso necesario en junio de 2009 por Montreal Montajes y Realizaciones, petición a la que se sumó Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Córdoba (Caja Sur) en diciembre del mismo año. En esa fechas, la compañía sumaba una masa pasiva reconocida de casi 320 M, de los que 174 M correspondían a créditos de la antigua Caja Castilla La Mancha, ahora intervenida por el Banco de España- y socio de referencia de CR Aeropuertos, con algo más de un 35% de su capital. Otros de sus acreedores significativos son Cajasol, con 37,52 M declarados, Cajasur (22,07 M), UTE Aeropuerto Ciudad Real (20,76 M), ésta principal constructora del proyecto, integrada por Sacyr y Grupo Isolux Corsán, la propia Montreal (27,39 M), Aena (6,93 M), el Ayuntamiento de Ciudad Real (5,46 M) y León Triviño Construcciónes (4,84 M), también subcontratista del proyecto. Se da, además, la circunstancia de que muchas de las anteriores son, a la vez, accionistas de la ahora en liquidación con participaciones, no obstante, que no superan el 6%.

Once ampliaciones de capital
La empresa empezó sus actividades aeroportuarias en el mes de diciembre de 2008, continuando las mismas hasta el pasado mes de abril, tras lograr la administración concursal mantener una única línea de la compañía aérea Ryanair. Según el informe concusal, la realidad del aeropuerto manejaba cifras de unos 53.000 pasajeros en 2009, mientras que para 2011 las previsiones se situaban en 111.991, casi el doble que en el primer ejercicio completo, volumen que nunca se alcanzó. Con una inversión realizada de 410 M, el aeropuerto cuenta con 1.800 ha de superficie, pista de 4.000 m de longitud, una terminal de 28.000 m2 para 2,5 M de pasajeros y otro centro de carga, que iniciaba actividad en 2009 con una ruta entre Vigo y Canarias.
De acuerdo a los últimos datos registrales de la compañía próxima a la liquidación, hasta 2010, con resultado neto negativo en todos sus años de actividad, sumaba unas pérdidas netas de casi 47 M, más de 10 M sólo del último periodo fiscal. Mientras, contaba con un pasivo de casi 400 M€, con un comportamiento ascendente, debido exclusivamente al endeudamiento a corto plazo.
Desde su constitución en 2001, CR Aerpuertos ha protagonizado un total de once ampliaciones de capital y otras tres reducciones de nominal. Según el informe, el frecuente recurso a la compensación de créditos como forma de aportar el contravalor de las ampliaciones de capital, junto al elevado número de operaciones de nominal, llevó a la hipótesis de que "el proceso de creación de los recursos propios pone de manifiesto un permanente déficit de ellos, que ha generado las tensiones financieras que llevaron a la situación concursal, ilustrativa de la discordancia entre recursos propios y magnitud de la inversión emprendida". La última, además, hasta los 156,78 M, se convirtió en la operación más reveladora de la situación patrimonial y financiera de la compañía y de las causas de su concurso. Tras acordar un incremento por importe de 720 M€, con el que se pretendía resolver las tensiones financieras y capitalizar debidamente a la compañía para afrontar de forma realista sus perspectivas futuras, únicamente se desembolsaron de forma efectiva menos de un 0,7%, lo que supuso una aportación insignificante. Además, ningún socio la suscribió, y sólo cuatro optaron por la aportación de créditos, por el exiguo importe total de 4,33 M€.

Motor, la logística
El suelo logístico figuraba, en todos los estudios, como el motor de los planes de negocio de CR Aeropuertos para compensar el déficit de explotación de la infraestructura y facilitar las amortizaciones, pero la intervención de CCM por el Banco de España en 2009, la retirada de la oferta por parte de unos inversores árabes, y la presentación de concurso necesario de Montreal, motivaron un nuevo cambio en la estrategia. No obstante, los terrenos de la zona logística se convirtieron en el activo mas importante para poder salvar la compañía, mientras que la modificación de la LOTAU produjo que ésta pudiera ser objeto de transacciones parciales (solo en la teoría) que permitan obtener garantías y/o créditos con cargo a la misma.
Fuente: Alimarket

0 comentarios:

Publicar un comentario