Disminuye la demanda de Transporte por Carretera según informe de la IRU, - The International Road Transport Union

5.3.09 |

En la actual economía globalizada, el transporte profesional de mercancías por carretera no es solo un simple modo de transporte, sino una herramienta vital de la producción que conecta la empresa con todos los mercados del mundo.

La crisis financiera, que se ha transformado en crisis económica, ha supuesto una disminución espectacular de la demanda del transporte.

Los índices del transporte por carretera de la IRU, - The International Road Transport Union basados en el PIB, los volúmenes de carga y las matriculaciones de vehículos nuevos prevén para 2009:


- Una disminución del 0,3% del PIB en comparación con el incremento global del 1,5% registrado en 2008.
- Un crecimiento estancado de 3.275 millones de toneladas de mercancías transportadas, similar al del cuarto trimestre de 2008.
- Una paralización de las matriculaciones de vehículos nuevos frente al aumento general de un 0,7% en 2008.

Los costes a los que el Sector debe hacer frente aumentarán como mínimo entre un 3-4% en relación con 2008. El incremento de las tasas por uso de infraestructura, como en Alemania, contribuyen destacadamente a estos incrementos. La inestabilidad del precio del crudo puede agravar aún más esta situación. Estos incrementos de costes no pueden siempre ser repercutidos fácil e inmediatamente a los clientes.

Recomendaciones

Ante esta situación, la IRU apela a las Instituciones y Gobiernos de la UE:


- a aplazar la decisión sobre la tercera Directiva Euroviñeta, que amenaza el desarrollo económico y la competitividad de Europa en un período como el actual de fuerte crisis económica.
- a ofrecer a los transportistas medidas comerciales de "incitación" que les permitan seguir invirtiendo en vehículos "limpios" con tecnologías innovadoras.
- a implantar paquetes de "estímulo" económico para invertir en infraestructuras de carretera que supriman cuellos de botellas y costes superfluos.
- a exigir a los bancos establecer líneas de crédito suficiente para permitir a los transportistas financiar sus inversiones y su funcionamiento.
- a crear un cuadro social que permita a nuestro sector ofrecer a nuestros trabajadores cualificados un estado de "inactividad" temporal, por un período provisional, sin necesidad de despedirlos.

También existen recomendaciones para los operadores de transporte:


- a no trabajar "en pérdidas", si no tienen la posibilidad de repercutir los costes en sus clientes.
- a establecer los precios de mercado reduciendo su capacidad de transporte y situando a todos o a parte de su personal cualificado, a los cuales necesitará una vez superada la crisis, en una situación de inactividad temporal que no suponga prescindir de ellos de forma definitiva.

Fuente: IRU- The International Road Transport Unión.

0 comentarios:

Publicar un comentario