Confianza y Precios Bajos en el Transporte

28.3.09 |

El descenso de volumen de negocio y la necesidad de captar carga ha llevado a las compañías aéreas y navieras a una guerra de precios en los fletes que está poniendo a alguna de ellas en situación muy delicada. Especialmente a las que no tienen ingresos por pasaje u otros conceptos como es el caso de la mayoría de las navieras que operan buques porta-contenedores.

Aparentemente con los precios tan bajos no se cubren los costes y las pérdidas son muy importantes. Tanto, como para hacer perder pie a estas empresas que por su naturaleza no son precisamente PYMES. Todas ellas son o forman parte de grandes empresas y consorcios internacionales.

Así por ejemplo, CSAV-NORASIA se ha visto obligada a renunciar a una importante ruta y ha suspendido sus operaciones entre Extremo Oriente y Europa. Otras bajan la frecuencia de salidas o combinan servicios aumentando el número de puertos en los que escalan, con lo que aumenta el tiempo de tránsito previsto. Pero si hay un caso alarmante que debe servir de aviso a navegantes es el de SENATOR LINES, cuyos propietarios se han cansado de las pérdidas y han decidido directamente cesar la actividad y liquidar la compañía.

Cuando se dan estas circunstancias surgen dos inquietudes a los exportadores e importadores: ¿Qué puede pasar con mis mercancías embarcadas o en poder de una naviera o compañía aérea si esta cesa su actividad? ¿Tendré alternativas para elegir buen servicio y precio en el que no tenga que correr esos riesgos?

El transporte y la entrega de las mercancías es un servicio necesario para que se produzcan las operaciones comerciales por lo que siempre es apropiado encomendarlo a empresas en las que se tenga confianza en su capacidad para realizarlo adecuadamente. Mucho más si estamos hablando de la complejidad del transporte entre distintos continentes. Aunque estemos en la obligación de buscar siempre los mejores costes posibles, estos no son necesariamente los de servicios con los precios más bajos si llevan aparejados dudas sobre los riesgos que se corren. Por eso ahora más que nunca es fundamental saber bien con quien se contrata.

Lo que parece evidente, por lo menos en los fletes marítimos, es que los niveles actuales de precios no durarán y que todas las navieras irán subiendo sus precios una detrás de otra en distintos importes y con las debidas precauciones para que los organismos de Defensa de la Competencia no tengan nada que objetar.

Fuente : Planeta Logístico

0 comentarios:

Publicar un comentario