Servicios de Logistica , clave de competitividad en el mercado global

26.1.08 |

Siguiendo la estela de las organizaciones europea y mundial de transitarios, CLECAT y FIATA, donde hace tiempo incluyeron la palabra logística en la definición de sus actividades, desde noviembre de 2007 también en España se da el mismo paso reivindicando para las empresas transitarias los servicios logísticos como parte esencial de sus funciones.

De esa forma la federación española de transitarios, FETEIA- Organización para la Logística y el Transporte, sale al paso de la “apropiación” del término que hace tres años hizo la Asociación Española de Empresas de Almacenaje y Distribución Física, quien se rebautizó como organización de operadores logísticos. Desde entonces dicha asociación había aparecido como representante del mundo logístico sin advertir que el almacenaje y distribución física es solo una parte de la gestión local en el actual modelo de mercado globalizado, donde la gestión logística internacional realizada por los transitarios resulta esencial.

No es una cuestión menor cuando el creciente sector de logística y transporte en su conjunto llega ya a representar el 10% del PIB de la Unión Europea. Por eso es importante que tanto las autoridades que regulan la actividad económica como por supuesto los clientes, tengan perfectamente definido quién es quién dentro del mismo.

Y que tengan bien presente que la logística del comercio exterior, la especialidad de las empresas transitarias, es una herramienta clave de competitividad en el mercado global que según como se gestione puede constituir el éxito o el fracaso de los planes de expansión internacional.




La importancia de la logística para el desarrollo económico está llevando a que muchas administraciones públicas en España, de cualquier ámbito territorial, estén incluyendo en sus programas acciones de mejoras de las infraestructuras y fomento de la actividad logística. El problema es que no siempre hay la comunicación que debiera con los operadores que posteriormente y de manera efectiva han de utilizarlas y dar servicio gracias a -o a pesar de- ellas.

El año 2007 ha estado marcado por los consecutivos incrementos del precio del combustible, que han repercutido duramente en el coste total del transporte tanto en terrestre, como en aéreo y en marítimo. Igualmente ha sido un año en el que la concentración empresarial que en el ámbito mundial está llevándose a cabo en el sector logístico, se ha reflejado en España mediante la adquisición de empresas líderes locales por parte de grandes grupos internacionales. Esta situación es positiva en cuanto significa mayor integración de nuestro mercado en el entramado mundial pero sin duda aleja las posibilidades de que algún día veamos una auténtica multinacional transitaria de capital español.

Y es que en nuestro país, ni las empresas públicas relacionadas con el sector tomaron las decisiones adecuadas en su momento, – ahora ya es tarde – ni los grandes capitales han invertido seriamente, con afán de continuidad, de crecimiento internacional y con visión de lo estratégico que es el sector logístico.

El año 2008 traerá novedades que afectarán al funcionamiento de las empresas transitarias. Alguna desde el primer día, porque con fecha uno de enero entra en vigor la figura del “Operador Económico Autorizado” ante la Administración de Aduanas. Quien ostente esa condición disfrutará de una serie de simplificaciones en la tramitación aduanera de importaciones y exportaciones. Se deberá valorar la oportunidad de acogerse a ese régimen que en contrapartida conlleva una serie de compromisos con las Aduanas así como requisitos contables, de registros y de control que no es seguro que compensen en todos los casos y modalidades de la actividad habitual de una empresa transitaria. Una decisión parecida para los transitarios que gestionan carga aérea será la de meditar si vale la pena registrarse o no como Agente Acreditado ante la Dirección General de Aviación Civil a efectos del tratamiento de los envíos de sus clientes como “carga segura”, lo que facilita su embarque más rápido al reducir los procedimientos de control.

Ambas novedades que implican mayor responsabilidad y necesidad de dedicar inversiones a nuevos recursos adecuados a los requisitos, se producen en un entorno económico lleno de incertidumbres en el que no obstante la logística internacional sigue atrayendo el interés de todos por participar en ella. Así además del congreso de FETEIA, que en esta ocasión se celebrará en el mes de mayo en Bilbao y del SIL que cumplirá meritoriamente su décima edición en junio en Barcelona, viviremos la puesta en marcha de otro salón internacional de logística, LOGIS&T, que impulsado por MPL (Madrid Plataforma Logística) comenzará su andadura en la Feria de Madrid (IFEMA) en el mes de noviembre.

El comercio global mantiene a largo plazo su potente crecimiento y siempre necesitará los servicios logísticos que permitan entregar las mercancías a los consumidores en cualquier rincón del mundo en el tiempo y forma conveniente. Eso hace que las circunstancias adversas que en el ámbito financiero parecen presagiar un cambio de ciclo económico, aunque obliguen a tomar medidas de control de riesgos de solvencia de los clientes, sean una coyuntura menos compleja para las empresas transitarias que para otros sectores económicos y permitan un pronóstico positivo para 2008.

0 comentarios:

Publicar un comentario