La Camara de Comercio Argentina se unen para reducir los Costes Logísticos

4.1.08 |

El comercio exterior argentina podría lograr un ahorro de u$s20 M anuales si tan sólo se pudiera bajar un 2% de los costos por fletes y gastos marítimos.

Creen que disminuyendo el porcentaje de los costos por fletes y gastos portuarios del actual 10% del valor de los productos en solo 2 puntos, el comercio exterior podría lograr un ahorro de u$s 20 M. Esta es una de las ideas del recientemente creado Consejo de Cargadores.




El comercio internacional argentino está ante una situación única por la cantidad de volumen que mueve y los ingresos que genera. Para el presente año se espera una cifra de más de u$s100.000 M, sumadas las exportaciones y las importaciones.

Ante este panorama es necesario buscar opciones que ayuden a potenciar la competitividad de comercio internacional de nuestro país y así lograr que los productos argentinos tengan una mejor inserción y puedan ganar terreno en los mercados mundiales.

Uno de los costos que podría reducirse para incrementar la competitividad es el de los fletes y los cargos portuarios. Actualmente este gasto representa el 10% del valor FOB del producto. Especialistas del sector señalaron a Infobaeprofesional.com que reduciendo tan solo 2% este gasto, el comercio exterior nacional podría obtener un ahorro de u$s10.000 M durante 2008.

Para poder plantear este tipo de cuestiones es necesario que haya una entidad que represente los intereses de la cargas tanto de exportación como de importación. Con el fin de poder planear soluciones a este tipo de temas ante todos los actores del comercio exterior, la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC) crearon el Consejo de Cargadores, que tiene como fin discutir las cuestiones de tipo logístico que tiene la carga.

“El Consejo de Cargadores tiene que actuar para conseguir soluciones económicas que le sirvan al comercio exterior y que ayuden a bajar los costos. La entidad tiene la intención de servir como un lugar de contención y de soluciones de problemas de orden logístico, transporte, puertos, etc., que hoy los cargadores deben tratar en forma individual”, señaló a Infobaeprofesional Juan Carlos Mondello, secretario del Consejo de Cargadores por la CAC.

“Nosotros no vamos a negociar el flete de un producto con algún transportista específico. Vamos a negociar condiciones estables y que favorezcan fundamentalmente al comercio exterior. Cada exportador o importador tendrá posibilidad de negociar directamente con su proveedor de transporte lo que le parezca”, agregó.

Aspectos para mejorar
Mondello opina que se debe trabajar en las tarifas para que no sean injustas y que no dejen a la Argentina en posiciones poco competitivas frente a otros mercados.

La idea que tienen los integrantes del Consejo es aglutinar a los actores del comercio exterior para discutir asuntos específicos como la imposición de algunos aranceles. Por ejemplo, las tasas que se le cobra a la carga en el puerto de Buenos Aires.

Un problema que planteó Mondello son los recargos por el flete marítimo. Por ejemplo, el conocimiento de embarque tiene un costo, así como el recargo por combustible. Para el integrante del Consejo “hay que sentarse y discutir estos temas para ver como inciden en los costos”.

Como ejemplo de los encarecimientos que existen en los fletes marítimos, el especialista dijo que en algunos países “se puede abonar u$s 400 dólares y recargos que superan los u$s700”.

En cuanto a la Argentina, aunque es muy difícil medirlo, el especialista dijo que el porcentaje de recargos de los fletes puede llegar al 100%. Y agregó que “hay que medir es la razonabilidad de esos recargos”.

El Consejo de Cargadores también pondrá foco en el transporte terrestre y los conflictos que se originan en las rutas por falta de seguridad.

Otra de las dificultades que observa el representante del organismo es la falta de competencia entre el transporte vial y el ferroviario o el fluvial, algo que también incrementa los costos del transporte.

“No es ningún secreto que el transporte por ferrocarril o por vías navegables es más barato que aquel realizado por camión. Es necesario ver como se pueden incentivar estos transportes más económicos. Hay que hablar con las empresas que se dedican a estos transportes para desarrollarlos y así buscar alternativas para bajar los costos del comercio exterior”.

“Si el país tiene una infraestructura de caminos y de vías férreas tan importante como la que tenemos, por qué no se utiliza para poder bajar los costos del comercio exterior”, se preguntó Mondillo.

El comercio exterior puede ahorrar u$s20 M anuales
El Consejo de Cargadores tiene diversas ideas para lograr reducir los costos del comercio exterior. Como muestra, Mondello señala la reducción de los fletes y gastos portuarios.

“El comercio externo argentino va a movilizar alrededor de u$s100.000 M, entre exportaciones y exportaciones, durante 2008. Los fletes y los gastos portuarios representan, aproximadamente, entre 10% y 12% del valor FOB del producto. O sea que estamos hablando de u$s10.000M de gastos solo en fletes portuarios”, explicó.

Para Mondello es interesante saber qué pasaría si se llegara a mejorar las condiciones de contratación de los fletes. “Si el porcentaje de incidencia de los fletes en el comercio exterior pudiera bajar solo 2%, eso significarían u$s20 M de ahorro durante el próximo año para el comercio exterior argentino”.

Ejemplos en el mundo
En Europa, Estados Unidos y Oriente existen consejos de cargadores que trabajan con el Estado y las empresas para ayudar al comercio exterior del país.

En cuanto a las experiencias que han tenido este tipo de organizaciones a nivel internacional, Mondello señaló que “son muy interesantes. En Oriente, cuando se reúnen las líneas marítimas o las autoridades gubernamentales con los consejos de cargadores llegan a entendimientos. Hace poco tiempo se tomó una decisión a raíz de una estas reuniones y se acordó ajustar los valores de flete y de recargo.”

Estados Unidos, que es el país del libre comercio por excelencia, tiene varios consejos de cargadores y escucha las preocupaciones que estos tienen. “Creo que amerita que Argentina también tenga un organismo que pueda cumplir ese papel”, explicó el especialista.

Acciones para 2008
Mondello explica que “ahora que el Consejo de Cargadores está creado, vamos a empezar a comunicarnos con las entidades que nosotros entendemos que tienen que estar enteradas del funcionamiento de la entidad para poder establecer reuniones con los distintos actores del sector (tanto privado como estatal) y plantearle nuestras inquietudes”.

“Creo que no hace falta ser muy inteligente para darse cuenta que esta es una gran oportunidad que tiene el comercio exterior del país para poder mejorar sus condiciones”, sentenció Mondello.

Fuente : Infobaeprofesional.com





0 comentarios:

Publicar un comentario