La T-1 del aeropuerto de Barcelona recibirá 70 millones de viajeros

2.12.08 |


La T-1 se encuentra en su fase final y muy pronto los 525.400 metros cuadradosde la hasta ahora conocida como Terminal Sur, recibirán, según los planes de AENA y del Ministerio de Fomento a las tres grandes alianzas aéreas: OneWorld (de la que forman parte Iberia y British), Star Alliance (Spanair) y Sky Team (Air Europa), junto a la futura Vueling-Clickair, que suponen, en conjunto, más de la mitad del tráfico aéreo.


La infraestructura, diseñada por el arquitecto Ricardo Bofill albergará mostradores de facturación, 27 kilómetros de cintas de recogida de equipajes, y un amplia zona de tiendas, restaurantes y otros servicios llamada Sky Center.

 

Las instalaciones aeroportuarias estarán operativas a partir de la temporada de verano y permitirán mover 30 millones de pasajeros anuales, lo que aumentará la capacidad del aeropuerto de los 25 millones actuales hasta los 55 millones, que, proyectando aún más lejos cuando la futura terminal satélite esté concluida en 2012, alcanzará la increíble cifra de 70 millones de viajeros.

Las autoridades se encuentran en un momento decisivo en que reparten la capacidad de la Terminal Sur entre las compañías que debieron contestar un cuestionario y formular pretensiones concretas respecto del tráfico intercontinental para participar del proceso e selección que permitirá a un númeo limitado de empresas y aeronaves utilizar y pernoctar en El Prat.

La nueva Terminal Sur planea recobrar el público que utiliza la ruta Madrid-Barcelona con las aerolíneas Iberia, Spanair, Vueling y Air Europa, ofreciendo más y mejores servicios de embarque, aparcamiento y paradas de taxi exclusivas para los pasajeros que utilicen este enlace.

Pero sin dudas, el punto más fuerte de la nueva terminal lo constituyen sus nuevos pasillos de embarque de doble altura que permiten recibir a los nuevos aviones A-380 que Airbus emplea en los vuelos transoceánicos. La expectativa se duplica ya que los vuelos intercontinentales a Barcelona han crecido en un 20% y podrán hacerlo aún más con las nuevas características de embarque de la T-1.

De hecho, la T-1 parece todo un aeropuerto en sí misma aunque aún resta disponer un servicio público de transporte hacia la estación a la que, actualmente, solo se puede llegar en Aerobús, taxi o vehículo propio.

Respecto del Edificio Satélite planeado para el 2012, en Consejo de Administración de AENA se encuentra en fase resolutoria del proyecto de construcción del mismo, también basado en un diseño del estudio de arquitectos de Ricardo Bofill quien, para esta Terminal, ha planeado varios diques de embarque, conectados con un transporte automático de personas, tiendas, pasarelas de acceso a los aviones y salas de espera.

Fuente: El País


0 comentarios:

Publicar un comentario