Caracteristicas del Puerto de Bilbao

23.1.08 |

El Puerto de Bilbao, situado en el extremo oriental del Golfo de Bizkaia, se enmarca en el denominado Arco Atlántico Europeo. Su situación geoestratégica y sus condiciones físicas le configuran como puerta de entrada a Europa desde el continente americano y Africa, así como eje del tráfico Short Sea Shipping (tráfico marítimo de corta distancia) entre la Península Ibérica y la Europa Atlántica.


El Puerto de Bilbao inició en 1992 una obra de ampliación en el Abra Exterior que proporcionará, una vez se encuentre finalizada en su totalidad, 350 nuevas hectáreas de superficie en tierra y 8 nuevos kilómetros de muelle, con calado entre 20 y 25 metros.

Bilbao ha visto recientemente finalizada la Fase I de su ampliación, y que ha permitido ganar al mar 150 has de nuevas superficies, duplicando con ello su superficie. Así mismo se han construido nuevos muelles hasta alcanzar los 18 kms de muelles existentes.



Operativa

Sus instalaciones se encuentran operativas las 24 horas del día y abiertas al tráfico marítimo todos los días del año, sin problemas de calado y mareas. Las mercancías en importación y exportación entran o salen del puerto directamente a través del ferrocarril y de la red nacional de autopistas.

El Puerto de Bilbao es un centro de distribución de mercancías de primer orden cuyo hinterland más inmediato comprende un área metropolitana de más de 1 millón de habitantes. En un radio de 200 kms se asientan 4 millones de habitantes y 16 millones en un radio de 400 kms.

Además de servir como entrada al mercado europeo (con cerca de 320 millones de habitantes), el Puerto de Bilbao está unido con todo el mundo a través de más de 200 líneas marítimas regulares, siendo capaz de recibir todo tipo de mercancías y buques.

Hasta el momento en que las terminales que se sitúen en las zona de la Ampliación se encuentren plenamente operativas (dentro aproximadamente de dos años), las operaciones portuarias se seguirán realizando, como hasta ahora, en tres zonas: Punta Lucero, Santurce y Muelles de Bilbao, estos últimos ubicados en el Canal de Deusto y en Zorroza. Asimismo, existen también terminales de empresas privadas en la zona media de la Ría del Nervión.

En estas tres zonas portuarias se encuentran instaladas las distintas terminales, capaces de atender operaciones con todo tipo de tráficos: mercancía contenerizada, carga convencional (siderúrgicos, hortofrutícolas, papel,…) graneles sólidos y graneles líquidos.

Si existe un tráfico "cautivo" para el Puerto de Bilbao, éste es el petrolífero que supone más del 50% de su tráfico total. Sin embargo, la tendencia que se vislumbra en el Puerto de Bilbao en los últimos años es la de convertirse en un puerto comercial, independizándose en cierta medida de la industria próxima e incrementando su área de influencia o hinterland. Prueba de ello es el continuo incremento experimentado por la mercancía general (que representa cerca del 30% del total movido por el puerto), y especialmente la contenerizada.



En línea con esta diversificación de tráfico, cabe destacar también la creciente importancia que representa el tráfico de cruceros en el Puerto de Bilbao, que además de acoger una línea regular que cubre dos veces por semana el trayecto Bilbao-Portsmouth, está siendo, cada año con más frecuencia, anfitrión de diversos cruceros.

0 comentarios:

Publicar un comentario