Nuevo terminal terrestre de carga en Colombia

23.11.07 |

El presidente Álvaro Uribe Vélez inaugura hoy este centro de recibimiento de alimentos y mercancías localizado al occidente de Bogotá.

Beneficiará a la capital por la disminución del tránsito pesado y de la contaminación ambiental. Otros proyectos de este tipo se construirán en otras zonas de Colombia.

Con el fin de centralizar en un lugar específico gran parte del transporte de carga que llega a Bogotá y permitir cada día el estacionamiento y transferencia de mercancías de forma adecuada a por lo menos 700 transportadores del país, se construyó el Primer Terminal de Carga Terrestre, que comienza a funcionar desde hoy en la calle 80 Km. 3,5 vía Bogotá-Siberia.

Esta obra, que se desarrolló durante 24 meses, es el resultado de un plan estratégico diseñado por las firmas Oikos Sociedad de Inversiones S.A., en cabeza del doctor Gabriel Díaz Ardila, y OK Constructora Inmobiliaria S.A., en cabeza del doctor Carlos Mantilla Pinilla, quienes adelantaron diferentes estudios para definir las necesidades primordiales del sector y abordarlas de manera integral.

Como resultado surgió la idea de crear un Terminal Terrestre de Carga con una infraestructura apta para recibir cada día dos mil tractomulas y camiones procedentes de ciudades como Buenaventura, Cali, Medellín, Cartagena, Bucaramanga y en general de todo el país, para descargar mercancías que luego serán redistribuidas en camiones pequeños, que posteriormente pueden circular más fácil por la capital.

De esta manera se reducirá 50 por ciento el número de vehículos que ingresan a Bogotá, al tiempo que se contribuirá a la solución de los inconvenientes de movilidad que tiene la ciudad, como consecuencia del tráfico pesado.

Etapas

El Terminal, que es inaugurado hoy por el presidente de la República Álvaro Uribe Vélez; con la presencia del Alcalde Mayor de Bogotá, Luis Eduardo Garzón; y el alcalde de Cota, Luis Eduardo Castro, ante empresarios, transportadores y representantes de las constructoras Oikos y O.K., fue construido sobre un lote de 160 mil metros cuadrados, para atender logísticamente la llegada de carga nacional e internacional, y fue vendido en su totalidad por Comercializadora Oikos-O.K. Ltda., con un excelente grupo de vendedores, quienes superaron las expectativas y retos de su gestión.

La primera de ellas comenzará a operar hoy con la puesta en marcha de 80 locales comerciales, 15 locales de comidas rápidas y 49 bodegas. En la segunda etapa, prevista para diciembre, estarán listas 82 bodegas más y se completará el centro comercial.

Inversión y negocio

El primer Terminal Terrestre de Carga construido en el país, en el municipio de Cota, tuvo una inversión de 180 mil millones de pesos, procedentes de capital privado, en el cual están vinculados los compradores con sus cuotas iniciales, capital que fue administrado por una fiduciaria hasta llegar al punto de equilibrio, época en la cual se inicia la construcción; los aportes de las constructoras Oikos y O.K., así como préstamos adelantados ante Bancolombia.

Esta obra, que se constituye en proyecto modelo en Colombia, ha sido un éxito como negocio, toda vez que los empresarios compraron antes de lo previsto la totalidad de las bodegas, locales y establecimientos administrativos, porque vieron una buena oportunidad para atender las constantes demandas del sector transportador y de carga, según expresan sus gestores.

Valores agregados para los usuarios

El Ingeniero Civil Gabriel Díaz Ardila, presidente de Oikos y quién gerenció la construcción, indica que los beneficios para este sector tienen que ver inicialmente con los valores agregados que adquirieron los compradores al obtener bodegas cómodas para almacenamiento, dependiendo de su capacidad económica y necesidades, así como la seguridad que ofrece un conjunto cerrado, monitoreado y vigilado.

Igualmente, agrega este ingeniero egresado de la universidad Javeriana, se pensó en beneficios específicos para los conductores, que pueden llegar al Terminal durante las 24 horas del día, comer en buenos restaurantes, descansar en dignas habitaciones del hotel, rezar en la capilla de La Virgen del Carmen, hacer compras en los locales comerciales, realizar transacciones bancarias, arreglar sus vehículos y suministrarles combustible a sus camiones.

Entre los beneficios adicionales, hay que destacar la disposición y capacidad que tiene el Terminal para rentar veinticinco bodegas, por metro cúbico, a empresas que necesiten un espacio de almacenamiento ocasional, con precios bastante asequibles tanto para los que no tienen bodegas, como para quienes las tienen, pero requieren de otro lugar.

Por otra parte, este Terminal traerá grandes beneficios y desarrollo a Cota y otros municipios aledaños a Bogotá, toda vez que se encuentra ubicado en una zona estratégica, netamente industrial, donde funcionan unas quinientas empresas y a donde se estima que a diario llegan cerca de ochenta y cinco mil toneladas de carga; además, la obra evitará el deterioro de la malla vial de Bogotá, disminuirá la contaminación ambiental y contribuirá al desarrollo urbano de esta zona céntrica del país.

Responsabilidad social

La responsabilidad social de este megaproyecto abarca aspectos internos y externos, con el fin de atender y reinvertir tanto en la gente que habita el sector, como en la que se va a beneficiar de él, asegura Gabriel Díaz, presidente de Oikos.

Es así, como durante la construcción de la obra se generaron setecientos empleos directos y cuatro mil indirectos y se tiene previsto a largo plazo la contratación de cinco mil puestos más, para el sostenimiento y operación del Terminal.

En relación con los conductores, que son los directamente implicados en el Terminal, se tiene previsto la realización de una serie de cursos, conferencias y talleres de los temas que les compete, como el transporte, buen manejo, cuidado del medio ambiente, protección de la zona, etc., los cuales van a ser ofrecidos por distintas universidades, personajes destacados en cada área y organismos nacionales como la Policía Vial, entre otras.

La idea, dice Díaz Ardila, es despertar conciencia y mayor compromiso sobre el sector, pero también contribuir a que haya competitividad y productividad para que la operatividad del Terminal sea un éxito y se convierta en ejemplo de desarrollo.

"Los alcances sociales también tendrán que ver con el medio ambiente, por el que hay que tener respeto y cuidado absoluto, se ha dado un tratamiento especial para el manejo de las aguas lluvias y residuales, acorde con las normas ambientales", puntualizó.

Finalmente, indicó que los niños de Cota se han visto beneficiado con obsequios aportados por la Promotora Caledonia, propietaria del proyecto, quien siempre ha estado atenta a la celebración de fechas especiales.

Otros megaproyectos

La construcción de terminales de carga y obras que se requieran para atender las necesidades que tiene el sector del transporte de carga continuarán expandiéndose por todo el país, prueba de esta dinámica es que al frente del Terminal que hoy se inaugura, se está desarrollando un proyecto de similares características, el Centro Empresarial Metropolitano (CEM), que cuenta con 94 bodegas modulares y un centro comercial de semiliar características al del Terminal; entre este y el Terminal de Carga se construirá un puente peatonal, así como una vía directa hacia el aeropuerto.

De igual manera, la construcción de terminales de carga terrestre con una logística ejemplar en el país ya comenzó en ciudades como Ibagué, en el sector de Buenos Aires, con el proyecto Parque Nacional Logístico del Tolima; en Cúcuta, ubicado en el anillo vial entre los puentes internacionales de Ureña y San Antonio, el Centro Empresarial Bari; en Mosquera vía Madrid el Terminal Metropolitano de Carga y Parque Industrial San Jorge; en Tocancipá , el Centro Industrial y Empresarial Oikos Norte (CIEM Norte); en Cota, vía Bogotá Siberia, el Centro Industrial y Empresarial Oikos Occidente (CIEM Occidente), próximamente en Cartagena y se está pensando en Barranquilla y Santa Marta.

Composición del Terminal

Conjunto Cerrado (160.000 metros cuadrados).
131 bodegas de almacenamiento y transferencia de carga.
Un centro comercial con 39 locales.
13 locales en plazoleta de comidas.
Locales para entidades financieras.
82 oficinas: 50 en el segundo piso y 32 en el tercer nivel.
Ascensor panorámico.
2 restaurantes en zonas de oficinas.
Taller
Estación de servicio.
Serviteca para mantenimiento de tractocamiones.
Hotel para transportadores.
Parqueadero para visitantes.
Parqueadero especializado para tractocamiones.
Auditorio.
Salón de eventos.
Patio de contenedores.
Oficinas de Asecarga.
Capilla de la Virgen del Carmen

Fuente : Eltiempo.com

2 comentarios:

*YERMAN* dijo...

COMO PUEDO ENTERARME DE LAS OPORTUNIDADES DE EMPLEO QUE OFREZCA ESTE NUEVO TERMINAL DE CARGA TERRESTRE EN BOGOTA?

Anónimo dijo...

Soy arturo Malagon.Deseo informacion por favor para emplearme,como conductor con furgon placas publicas mi correo es arturomawi@hotmail.com muchas gracias a quien pueda orientarme

Publicar un comentario