La CE priorizará ejes exclusivos para el transporte de mercancías en todos los Estados en 2012

18.10.07 |

El comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, habló en su discurso de ayer de la política ferroviaria de la Unión Europea y, en lo que se refiere al transporte de mercancías vía ferroviaria, señaló como principal propuesta la creación de corredores transnacionales destinados específicamente a este tipo de transporte. Dentro de este plan, en 2012 cada estado miembro de la Unión Europea deberá tener participación en al menos un corredor.Desde el punto de vista de la Comisión, los corredores ayudarán a optimizar el uso de los recursos financieros para los propósitos de inversión, simplificación de los procedimientos administrativos y técnicos, y fácil acceso al servicio para los operadores de carga ferroviaria internacional.






La Comisión propondrá una definición legal de esta estructura de corredores de carga y establecerá las principales reglas que a ella se apliquen.

Por otro lado, el organismo europeo se ofrece a llevar a cabo un mayor control de la calidad del servicio ofrecido mediante medidas legislativas. Antes de 2008, publicará un informe que recoja los pasos tomados por los operadores ferroviarios de carga para mejorar la calidad de su servicio.

Por lo que se refiere a la saturación que experimentan actualmente algunos ejes europeos de transporte de mercancías por ferrocarril, Barrot pedirá a sus responsables que elaboren un programa de inversiones con el fin de eliminar los cuellos de botella y mejorar la capacidad de la infraestructura, especialmente en términos de longitud y amplitud.La financiación de estas medidas provendría de los programas ya existentes.

Desde la Comisión Europea señalan que estas vías de acción están en consonancia con la política llevada a cabo en los últimos años respecto al transporte ferroviario de mercancías en la UE. Ésta, según la CE, ha estado caracterizada por tres líneas: creación de un mercado de mercancías a escala europea, que ha ido acompañada por la gradual liberalización del sector; el desarrollo de la interoperabilidad técnica y de reglas de seguridad comunes; y la financiación comunitaria de muchos de los principales proyectos ferroviarios en el continente.

Fuente: Tylog

0 comentarios:

Publicar un comentario