España centro empresarial de Latinoamérica en Europa

27.10.07 |

En un análisis sobre la transformación empresarial de España en la última década, la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) señala que tras la internacionalización de las compañías españolas y la prosperidad económica alcanzada, el siguiente paso es consolidar el país como centro internacional de negocios entre Latinoamérica y el resto del mundo, atrayendo a España las sedes de las principales multinacionales.


En los últimos diez años las empresas españolas han pasado de jugar en la liga doméstica a tener un papel relevante en el ámbito internacional y han dado un paso de gigante en la globalización de sus negocios. Un proceso que la mayoría de las empresas de origen español inició en Latinoamérica para abordar posteriormente otros mercados como Europa, norte de África o China.

La internacionalización de las empresas españolas, como Inditex, Ferrovial, Santander, BBVA o Telefónica, ha estado ligada al desarrollo económico del país, ya que 20 años después de su adhesión a la UE, es la novena potencia económica mundial, en términos de PIB.

Según un estudio elaborado por el Centro de Desarrollo de la OCDE sobre la "Transformación empresarial de España", firmado por Javier Santiso, Economista Jefe del centro, las principales ciudades españolas están entre las más atractivas para localizar sedes de multinacionales en Europa: Barcelona ocupa la quinta posición entre las ciudades europeas más atractivas, por delante de Amsterdam, Zúrich o Milán; Madrid está en el puesto número siete cuando, en 1990, apenas lograba el diecisiete.

Santiso destaca en su análisis que la internacionalización de las compañías ha ido asociada a un cambio generacional de los empresarios españoles. "Los directivos made in Spain cada vez se exportan más y mejor", asegura el autor, y señala que cada vez son más reclamados para ocupar cargos de responsabilidad en las sedes de las multinacionales extranjeras. El estudio de la OCDE resalta además el posicionamiento de las escuelas de negocios españolas. Dos de ellas, IESE e Instituto de Empresa, situadas entre las cinco mejor valoradas de Europa.

Para Javier Santiso la vitalidad de la economía española ha tenido reflejo en multiples sectores. "De la arquitectura a la gastronomía, España pasó a ser un país de castillos y legados mozárabes, a un centro de modernidad arquitectónica deslumbrante" y cita como ejemplo la construcción del Museo Gugghenheim en Bilbao, obra del arquitecto Frank O. Gehry. "Desde Antoni Tapiés hasta Miquel Barceló, de Ferrán Adriá a Martín Berasategui, del arte a la gastronomía, es todo un mundo que se mueve al ritmo de la rumba económica", añde Santiso.

Sin embargo, para el autor a España le queda dar un paso importante para consolidar los éxitos empresariales vividos en los últimos diez años. El país debe convertirse en el centro latinoamericano en Europa. "España puede ser sede operativa tanto para las compañías de América Latina como para las europeas", señala el estudio que apunta además que ya existen importantes ejemplos en esta línea como el caso de British Telecom, que dio en 2006 la máxima responsabilidad sobre América Latina a su filial española y nombró a su presidente en España máximo responsable para Latinoamérica.

Desde el sur de América dos de las principales multinacionales de la región ya han situado sus centros operativos en nuestro país. Este es el caso la estatal Petróleos de México, que trasladó en 2005 su sede en Europa de Londres a Madrid o de la cementera del mismo origen Cemex, que ha apostado decididamente por la "conexión española". Según el estudio los siguientes pasos en esta dirección podrían venir desde Brasil.

A pesar de los éxitos en este terreno, el analista señala que las multinacionales "necesitan mayores incentivos por parte de España para impulsar su papel como centro de negocios latinoamericano". Para Santiso de ahondar en esta línea "la banca, las empresas, y las instituciones obtendrían efectos muy positivos y España se situaría en un primer nivel, con empleos muy cualificados y ambientes de trabajo internacionales". La OCDE aconseja en su estudio el desarrollo de organizaciones dedicadas al análisis intelectual y centros de estudios latinoamericanos que ayuden a convertir España en el centro empresarial entre América Latina y el resto del mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario